Todo en marcha para la celebración de una edición más de la Vuelta Ciclista a Almería y ya son cinco. El tejido empresarial almeriense sigue muy vinculado a la carrera dando premios y maillots para que los corredores puedan cambiar el color de su camiseta desde la primera jornada. Instituciones y empresas irán de la mano para que nada le falte a una edición tan especial de la ronda almeriense con unas grandes medidas de seguridad establecidas.

La organización ésta a cargo de la empresa almeriense de eventos deportivos SDomínguez Producciones que ha dado a conocer el diseño de los maillots que distinguirán a los vendedores de las distintas clasificaciones.

Los maillots

La general está patrocinada por la empresa Urci Hormigones, que dirige Domingo Salmerón, un apasionado del deporte que colabora con distintas disciplinas deportivas y que repite en la Vuelta, aunque esta vez dando color a la clasificación más importante como es la general absoluta.

La montaña corre a cargo de Gestión 3, una empresa de Uleila del Campo que tiene diferentes puntos repartidos por la provincia de Almería. Como dato destacar que el color cambia del blanco con lunares al azul eléctrico. Antonio Serrano es el artífice. Este será uno de los maillots más preciados por el pelotón.

Bike Store Almería dará nombre al maillot verde de la regularidad un año más y ya van tres. Además, la tienda de bicis de Antonio Fernández también lleva un equipo a la Vuelta que luchará por todo.

Sergio Pascual patrocina el jersey naranja de las metas volantes siendo una empresa que sigue apostando por la prueba desde su inicio y Bicicletas Arístides-KM 0 el maillot blanco de la general absoluta en las categorías máster 50 y 60.

La burbuja

Desde SDomínguez se quiere dar las gracias públicamente a todas y cada una de las empresas por seguir apoyando el evento en tiempos de crisis provocada por la COVID 19.

Es tan importante para la carrera contar con el tejido empresarial como para los corredores poder vivir la carrera con total seguridad ya que la carrera tiene que cumplir un protocolo de Sanidad esencial.

Todos los participantes de la carrera vivirán las tres jornada en un hotel burbuja para evitar contagios.